Comentarista argentino explota y realiza la narración más grosera de la historia (video)

En el futbol argentino se presentó la narración más grosera en toda la historia. El narrador del encuetro entre Gimnasia y Boca Juniors explotó contra el árbitro luego de no señalar una clara mano que desencadenó en la jugada para el primer gol del equipo visitante.

Se jugaba el minuto 32 del partido entre Gimnasia y Boca Juniors, correspondiente a la novena fecha del campeonato de la Primera División de aquel país, cuando Carlos Tévez recibió una pelota cerca de tres cuartos de cancha y ante su mal control se acomodó la pelota con la mano. El árbitro del partido no marcó nada y la jugada terminó en gol de Darío Benedetto.

Ante la situación, el narrador del partido, Alberto Raimundi, explotó contra el árbitro y perdió la cabeza, pues comenzó a decir cualquier cantidad de groserías:

Mientras tanto en la cancha todos los futbolistas del Gimasia fueron a reclamarle al árbitro y se mostraban impresionados ante el robo del cual estaban siendo víctimas. Seguramente los jugadores sintieron lo mismo que el narrador del partido (quien repartía cualquier cantidad y variedad de insultos) y ante los reclamos al silbante salió expulsado Ramiro Carrera.

Finalmente el partido terminó 3-0 a favor de Boca Juniors, quien no ganaba de visita desde hace ocho meses.

Se desconoce si el narrador tendrá al algún castigo por las palabras que utilizó durante su enojo en la transmisión.

spot_img
spot_img
spot_img