Gran expectativa, pero… atacantes oxidados

Excélsior/TodoNoticias

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuatro y tres goles. La cosecha entre los delanteros de América y Cruz Azul se reparte de esta forma, antes del Clásico Joven. A pesar de la inversión que se ha hecho en los últimos años, los dos equipos cuentan con ataques sin suerte ni puntería, cuyo promedio es de menos de un tanto por partido.

Por las Águilas, los que destacan del resto son el paraguayo Cecilio Domínguez, lesionado del hombro izquierdo y descartado para enfrentar a La Máquina, y el colombiano Carlos Darwin Quintero, con dos anotaciones.

Detrás de ellos,  Oribe Peralta y Michael Arroyo registran un tanto, mientras que el argentino Silvio Romero sigue sin anotar desde la temporada pasada. En el caso de Arroyo, las lesiones y la regla 10/8 lo mantuvieron fuera de la convocatoria, hasta antes del clásico contra Chivas. Oribe, entre tanto, suma poco más de 360 minutos sin gol, a pesar de ser uno de los titulares.

La situación del lado de La Máquina es similar, con la mayor parte de sus atacantes traídos como refuerzos. Uno de los principales es el uruguayo Martín Cauteruccio, quien, tras cinco encuentros disputados la Liga MX, no ha podido sumar ninguna anotación.

El que mejor respuesta sigue mostrando, por el contrario, es el ecuatoriano Ángel Mena, el único con dos goles anotados en lo que va de esta campaña. Un renglón abajo le sigue el chileno Martín Rodríguez, con un tanto en 403 minutos de juego.

En lo que respecta al paraguayo Jorge Benítez y el ecuatoriano Joao Rojas, con participación en las siete jornadas, no ha habido anotaciones.

Para este sábado, América y Cruz Azul llegan emparejados con dos de los ataques menos productivos de la competencia (seis goles), apenas por delante del Veracruz y Jaguares de Chiapas, que tienen cinco.

Las Águilas no podrán contar con Cecilio, su mejor artillero, mientras que La Máquina deposita sus esperanzas en Benítez, quien viene de marcar un doblete a mitad de semana en la Copa MX.

El único antecedente reciente de un Clásico Joven sin goles se dio en la jornada nueve del Clausura 2007, en el Azteca.

Peláez cierra filas

 

El presidente deportivo del América, Ricardo Peláez, manifestó su confianza en el repunte del equipo, tras el mal arranque.

No habíamos vivido una situación así desde hace muchos años, pero hay que saber estar en las buenas y en las malas, y tomar decisiones a tiempo para recomponer el camino”, comentó.