Sharapova se esconde previo a su regreso

Redacción/ TodoNoticias

Con polémica por la invitación recibida y manteniendo un perfil bajo en sus días previos, la tenista rusa Maria Sharapova regresará esta semana a la competición en el torneo de Stuttgart para poner fin a 15 meses de sanción por doping.

La ex número uno del mundo recibió una «wild card» que le permitirá participar en un torneo que se adjudicó en 2012, 2013 y 2014 y disputará el miércoles su primer partido tras expirar en la medianoche del martes la suspensión por consumir el fármaco prohibido meldonium.

Sharapova se entrenó hoy a puerta cerrada en el complejo deportivo SV Sillenbusch en la ciudad del suroeste alemán. Durante dos horas y media jugó en una cancha techada lejos de las miradas curiosas y a la que sólo tenían acceso los miembros del club.

La deportista rusa escogió este club con unos pocos centenares de socios para practicar desde su llegada a Stuttgart el viernes pasado, según trascendió.

Hoy llegó al club acompañada de su equipo y enfundada en una chaqueta negra. Usó un acceso lateral para entrar y salir con rapidez del predio.

Sharapova, que debutará el miércoles ante la italiana Roberta Vinci, es embajadora de la marca alemana de automóviles deportivos Porsche, que patrocina el torneo. La última vez que jugó en Stuttgart perdió en segunda ronda en 2015 contra la germana Angelique Kerber.

Su último partido antes de dar positivo de doping el 26 de enero de 2016 la enfrentó a la estadounidense Serena Williams en cuartos de final del Abierto de Australia.

La aparición de Sharapova en Stuttgart ha generado gran expectativa. El número de periodistas que cubre el torneo se ha casi duplicado frente a años pasados y este año están presentes, entre otros, la televisión estadounidense CNN y la emisora estatal rusa RT.

La ganadora de cinco Grand Slams y ex número uno del mundo es considerada la mujer de mayores ingresos en el mundo del deporte -se calcula que unos 20 millones de dólares al año-, la mayoría provenientes de contratos de patrocinio y de su marca de golosinas Sugarpova.

Sharapova fue suspendida por dos años tras dar el 26 de enero de 2016 positivo de meldonium, un fármaco que contribuye a mejorar la capacidad física de personas con problemas sanguíneos que fue incluido en la lista de sustancias prohibidas el 1 de enero de ese año.

El castigo se extendía originalmente hasta enero de 2018, pero fue reducido de dos años a 15 meses por la Corte Arbitral del Deporte (CAS). El alto tribunal deportivo con sede en Lausana consideró que la Federación Internacional de Tenis (ITF) no informó adecuadamente sobre la inclusión del meldonium en la lista de sustancias prohibidas a partir del inicio de 2016

spot_img
spot_img
spot_img