Amenaza de bomba en el sur de Tamaulipas | por David Ed Castellanos Terán

El temporizador se activó. La bomba estallará tarde o temprano y la explosión podría terminar de entorpecer el maratón Lupe- Reyes; el daño está hecho.

La intromisión de la delincuencia organizada desde hace varias décadas en las corporaciones de seguridad pública orilló a los tres niveles de gobierno a implementar operativos especiales, depuración de corporaciones y hasta asignar mandos civiles a los exmilitares y marinos en retiro. Tampoco fue la panacea.

Tan solo en Tamaulipas hay alrededor de 650 efectivos policiacos bajo investigación por asuntos diversos, pero de no acreditar favorablemente las evaluaciones causarán baja inmediata; de esto  informó hace un par de semanas el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Sergio Hernando Chávez García.

En Ciudad Victoria, Nuevo Laredo, Matamoros, Reynosa y hasta en el municipio de Madero en la costa sur de la entidad los agentes de tránsito han sido señalados de corruptos y vinculados a las bandas delincuenciales, mientras que en Tampico desde el año 2014 que el Gabinete de Seguridad Nacional encabezado por Enrique Peña Nieto, dejó el mando de las policías viales a la Marina Armada de México y Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), los navales en retiro han fracasado vergonzosamente.

La bomba le va a estallar al contralmirante Zenón Cruz Estrada y su séquito de mandos medios así como a su coordinador operativo Miguel Ángel Eutiquio Díaz Flores por supuestos abusos de autoridad, prepotencia, nepotismo y uso indebido en el ejercicio del poder.

La filtración de un permiso para circular sin placas que el director de Tránsito Tampico, Zenón Cruz, le otorgó al ciudadano Zenón Cruz, es decir, el marinero retirado se auto extendió un oficio que está prohibido por la Ley de Seguridad Pública del Estado de  Tamaulipas, aceleró el temporizador, tanto, que la primera protesta en su contra y de sus comandantes la sorteó el pasado jueves 30 de diciembre  cuando los deliveryBoys se plantaron en la Av. Hidalgo justamente enfrente de la Secretaría de Tránsito y Vialidad.

El hartazgo dentro y fuera de la corporación, provocó incluso que el temporizador avanzara aceleradamente, tan rápido que la bomba estuvo a punto de explotarle en plena festividad de Año Nuevo cuando el plantón se convertiría   en bloqueo carretero pudiendo impedir la llegada de cientos de viajeros a sus lugares de destino, para su fortuna no sucedió.

Fue el orden y buena administración de Jesús Nader Nasrallah, la aceptación del edil en los círculos de poder  que logró desactivar la explosión, sin embargo, el temporizador continuó corriendo a su tiempo; el alcalde tiene más compromisos y sus secretarios están para ayudar en el control y gobernabilidad de la Ciudad con más brillo de México. La bomba va a estallar… no hay Marino que lo pueda parar.

En la intimidad… En paz descanse el licenciado Ramón Almaguer Covarrubias, estimado catedrático de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).

Abrazo fuerte a sus familiares y amigos, también a sus alumnos y ex alumnos quienes lo recordaremos con mucho cariño.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608