Tinta Negra: La realidad está a la vista

Alfredo Guevara
Es entendible la desesperación y la incapacidad del presidente del Comité Directivo Estatal de Acción Nacional LUIS RENÉ CANTÚ GALVAN, considerado como el primer responsable de la derrota del partido en la elección de gobernador.
Y no es la primera, aunque ojala y sea la última. Así como pidió licencia como diputado local, debe dejar la presidencia del CDE del PAN, por vergüenza y ética política.
Y aunque el PAN interpondrá recursos de inconformidad o medios de impugnación, el mismo “cachorro” sabe que el resultado de la elección que favorece al doctor AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, es irreversible.
La diferencia entre VILLARREAL ANAYA y CÉSAR VERÁSTEGUI OSTOS el “truko”, podrá ser cómoda en el porcentaje, pero no así en la cantidad de votos.
Es decir, la diferencia entre uno y otro es de casi un seis por ciento, pero en cuanto a la cantidad de votos, supera los 80 mil sufragios. No es fácil.
Por eso, pudiera decirse que la postura de LUIS RENÉ, son sólo “patadas de ahogado”. Lo mejor que puede hacer, es dejar el partido y dedicarse a otra cosa.
Tras el resultado del pasado domingo, es casi un hecho que Movimiento de Regeneración será quien gobierne Tamaulipas a partir del uno de octubre, incorporando la entidad, a la denominada Cuarta Transformación.
Lo que sucedió en Tamaulipas, no es otra cosa, que la necesidad de un cambio de gobierno, una nueva administración estatal y el surgimiento de una nueva esperanza.
Quedó en claro, que ni el hostigamiento ni la persecución política, dan resultados en una contienda electoral.
Tan solo en esta Capital, habrá que decir que votaron a favor de AMÉRICO VILLARREAL ANAYA 85 mil 897 personas.
La cifra representa, tan solo para darnos una idea de la aceptación de Morena en Ciudad Victoria, un incremento de por lo menos 15 mil votos, tomándose en cuenta los 71 mil que sacó en el 2018 el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Y aunque posiblemente habrá quienes lo tomen a mal, la cifra no es producto de la casualidad, sino más bien, de la aceptación que Morena tiene en la Capital del Estado y de su alcalde EDUARDO GATTÁS BÁEZ. Esa es una realidad. Atrás quedó el PAN y en el camino se llevaron al PRI.
En otras palabras, la estructura territorial de Morena sigue creciendo, por todas las cosas que se han hecho en tan poco tiempo.
Y es que, no es casualidad sacar tan elevados números, porque si bien la meta de Morena era de por lo menos unos 65 mil, finalmente fueron más de 20 mil de la cuota que aportaría Victoria, en apoyo a la candidatura de VILLARREAL ANAYA.
En síntesis, Morena sigue creciendo en Tamaulipas y en la Capital del Estado, no es la excepción, es una realidad. En fin.
alfredoguevara0@gmail.com