Mujer que arrancó a un bebé del vientre de su madre es condenada a muerte

Texas.- Una mujer de Texas declarada culpable de asesinar a una mujer embarazada y de arrancarle su bebé nonato de su vientre fue condenada a muerte el miércoles. Un jurado compuesto por seis hombres y seis mujeres en el condado de Bowie, a unos 240 kilómetros al este de Dallas, deliberó durante menos de dos horas antes de dictar la sentencia fatal para Taylor Rene Parker, de 29 años.

Parker fue declarada culpable de asesinato capital el 3 de octubre por matar a Reagan Michelle Simmons-Hancock, de 21 años, y su hija pequeña en New Boston en octubre de 2020.

Un juicio muy emotivo

«Mi única hermana biológica. Tienen que entender lo que me quitaron a mí y a mi familia. Se acabó la celebración de su cumpleaños. Apenas tenía 19 años cuando recibí la llamada de que mi hermana se había ido… Nunca será mi dama de honor. Si visito a mi hermana tengo que ir a un cementerio y ver una lápida. Nunca volveré a recibir un mensaje o una llamada de ella«, dijo Emily Simmons, la hermana de la víctima, a Parker en una emotiva declaración previo a la deliberación.

La madre de Simmons-Hancock, Jessica Brooks, calificó a Parker de «malvado pedazo de demonio de carne… Mi bebé estaba viva y seguía luchando cuando la abriste y le arrancaste el bebé del estómago», dijo la desconsolada, según documentó el diario New York Post.

Estaba desesperada por ser madre

En los 10 meses anteriores al asesinato, Parker había fingido su propio embarazo en un elaborado plan para evitar que su novio la dejara, según los fiscales. Llevaba disfraces, falsificaba ecografías, publicaba fotos en Internet e incluso organizó una fiesta para revelar el sexo del bebé falso.

Parker, que no podía concebir tras una histerectomía, le dijo a su novio que induciría el parto el día del asesinato. Las autoridades dicen que investigó intensamente cómo fingir un embarazo y vio numerosos vídeos sobre partos prematuros de 35 semanas, que es el tiempo que llevaba Simmons-Hancock cuando fue asesinada.

En la mañana del 9 de octubre de 2020, Parker aplastó el cráneo de Simmons-Hancock con un martillo y la apuñaló más de 100 veces en su casa antes de sacar al bebé de su vientre con un bisturí. Parker huyó con el bebé, una niña que murió más tarde. Parker tiene derecho a apelar su sentencia, por lo que aún podría librar ir al corredor de la muerte.

CON INFORMACIÓN DE EL HERALDO DE MÉXICO