Desmiente Ana Bárbara pleito legal con José Manuel Figueroa por autoría de una canción

Ana Bárbara solía ser muy confiada con la gente, sin embargo, tras un reclamo público, la cantante entendió que no todos tienen buenas intenciones.

Luego de que su ex novio José Manuel Figueroa reclamara como propia la autoría del tema Fruta prohibida, la potosina salió a defenderse; aclaró lo contrario, que la composición fue cien por ciento de ella, por lo que lamenta que exista este mal entendido.

“Yo tengo muy claras mis obras, mis canciones, todas protegidas afortunadamente de cualquier situación que se pudiera suscitar como esta. En realidad no me enoja, me honra saber que alguien puede pretender apropiarse de algo que yo escribí, que salió de mi alma, de mi corazón y es tal su obsesión por pertenecer, ser o demostrar, que hasta se atreven a inventar y crear un conflicto donde no lo hay.

“Afortunadamente mis obras están súper protegidas porque a veces les enseño mis canciones a mucha gente; ahora ya las cuido más, las protejo, antes de enseñarle mis canciones a alguien primero las registro porque hay que cuidarse”, afirmó la grupera en entrevista.

Ana Bárbara negó que exista una batalla legal por los derechos de esa canción. Sin embargo aseguró que defenderá cada una de sus obras y respaldará a los compositores que vivan una situación similar.

“Ser compositor tiene su gracia, a mí me molesta mucho cuando escucho a personas sin escrúpulos que se hacen pasar por compositores, porque hacer una canción tiene una magia, a veces no dormimos, a medianoche te vienen las melodías, las letras, es un trabajo tan hermosamente difícil.

“Pero gente sin escrúpulos o alguien que te quiera robar, pobres asquerosos porque de verdad es muy difícil terminar un canción; a veces puede ser la gracia del universo que una canción se da rápido, en una sentada sucede la magia, pero otras cuestan más trabajo, como para que luego quieran adjudicarse el título de compositores, eso me molesta”, aseguró.

Por otro lado, la cantante de 51 años cierra este año con broche de oro al compartir nueva música y haber sido finalista de la cuarta temporada del reality ¿Quién es La Máscara?, en donde dio vida a Alebrije.

“Más que una preparación artística fue emocional porque yo quería sacar con Alebrije muchas de mis frustraciones de niña, lo bueno, lo malo, canalizarlo porque siempre de niña había querido participar en cosas de la escuela, pero casi nunca se podía porque los trajes costaban dinero, siempre quise hacer muchas otras cosas que no podía por las limitaciones.

“Y ahora con este personaje pude bailar, vestirme, sacar mi niña interior a pasear y sí pesaba el traje, pero lo que no me pesaba era el esfuerzo porque lo hice con toda la gratitud de que me hayan invitado a participar”, comentó.

A pesar de estar dentro de la botarga, la cantante pudo explorar la comedia, una de las áreas que más le interesaba compartir con el público.

“Pude sacar a la comediante que tengo dentro y que, en su momento, pedí trabajo de eso y no me lo dieron. En realidad siempre quise hacer comedia, busqué algunas oportunidades, pero como que realmente era esa parte que, cuando eres artista de música más seria y compositor no te creen que seas comediante, era un poco luchar contra eso y quitarme el estigma y creo que lo logré”, dijo.

Para el próximo año, la intérprete de Reza y reza se alista para sus shows en Guadalajara, Monterrey y la Ciudad de México, ésta última en el Auditorio Nacional, el 4 de marzo.

CON INFORMACIÓN DE EL SOL DE MÉXICO