Cierre parcial en Carretera Nacional en Nuevo Laredo sigue; suspenden clases en ambos turnos

Héctor González Antonio/TodoNoticias

Ciudad Victoria, Tamaulipas.-

A pesar que uno de los cuerpos asfálticos de la Carretera Nacional entre Tamaulipas y Nuevo León, en Nuevo Laredo, sigue afectado y cerrado luego de las pasadas lluvias torrenciales, la Coordinación General de Protección Civil en esta entidad, asegura que ya solo quedan daños menores.

Sin embargo, con la finalidad de llevar a cabo una evaluación de escuelas y tener un diagnóstico real sobre posibles afectaciones en esa infraestructura, se determinó suspender las clases de ambos turnos en educación básica, y recomendaron no circular en los alrededores de bulevar Colosió ante la creciente del Río Bravo.

Autoridades estatales y municipales realizan inspección de instalaciones hospitalarias y el despliegue de brigadas epidemiológicas para evitar efectos colaterales que dañen a la población.

Pedro Granados Ramírez,  Coordinador General de Protección Civil expresó, luego de 48 horas de lluvias en esa zona fronteriza de la entidad, que ya los niveles de inundación se redujeron y solo quedan algunas colonias con encharcamientos menores.

“Se quedaron cinco personas en un refugio temporal, se repartieron colchonetas y cobertores en colonias que lo ocupaban, la Conagua tiene bombas trabajando para agilizar el desagüe en dos o tres colonias que no bajaban rápido” dijo.

Los próximos días y hasta el domingo, se pronostican lluvias intermitentes, por lo que llamó a la población a permanecer informada y atender las indicaciones.

Debido a que existe el riesgo de un probable desbordamiento del Río Bravo, luego de las lluvias en esta localidad fronteriza, la Secretaría de Salud informó sobre el despliegue de brigadas epidemiológicas, la evaluación de posibles daños a la infraestructura hospitalaria y la intensificación de acciones preventivas contra enfermedades asociadas.

Gloria Molina Gamboa, titular del sector en la entidad, dijo tener las instrucciones del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca de trabajar de forma coordinada e interinstitucional, para ofrecer una respuesta organizada y oportuna a la población que así lo requiera.

En estas acciones, se efectuarán medidas de saneamiento básico en coordinación con la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), barridos epidemiológicos y control de vectores en zonas afectadas.

Desde el miércoles por la noche se reunió con el alcalde Enrique Rivas Cuéllar y  representantes del sector salud, como el IMSS e ISSSTE, directores de hospitales y centros de salud, para coordinar acciones.

En tanto, Rivas Cuéllar, junto con representantes federales realizaron un recorrido por el Hospital General de Nuevo Laredo y el Hospital Civil para hacer el recuento de los daños debido a los encharcamientos y transminaciones de agua ocasionadas por las precipitaciones registradas desde el pasado 26 de septiembre.

spot_img
spot_img
spot_img