IMSS e ISSSTE serían beneficiados con universalización de servicios de salud

Una vez que entre en vigor la universalización de los servicios de salud,  un derechohabiente del IMSS o del ISSSTE tendrá  libertad de elegir a la institución a la que desea consultar cuando se enferme

José Lara/ TodoNoticias

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Con la universalización de los servicios de salud, el número de derechohabientes que atiende el IMSS o el ISSSTE se reduciría y por el contrario las instituciones como el Hospital Regional de Alta Especialidad de  Victoria (HRAEV) aumentaría considerablemente su cantidad de pacientes   afirmó el secretario general del sindicato, Luis Carlos Ortega.

Aclaró que de ninguna manera está en contra del derecho de los ciudadanos  de tener acceso a la salud, pero en el caso del Hospital Regional, si sería necesario que primero se contratara a más médicos y enfermeras  y se mejorara el presupuesto.

“Nos afectaría mucho porque ya nos sucedió a mí como médico, cuando entró en vigor el Seguro Popular, porque se duplicó o triplicó la derechohabiencia, con las mismas instalaciones, con el mismo personal y con el mismo presupuesto”.

Una vez que entre en vigor la universalización de los servicios de salud,  un derechohabiente del IMSS o del ISSSTE tendrá  libertad de elegir a la institución a la que desea consultar cuando se enferme, siendo lo más lógico que prefiera ir a un Hospital de Alta Especialidad, lo que generaría que esta institución llegue triplicar el número de pacientes a atender

“De repente una cita que debía ser en un mes, se programaba hasta cuatro meses después porque estaba saturado y entonces aquí sería peor porque yo como derechohabiente del seguro social podría ir al ISSSTE pero preferiría ir a un hospital mejor como éste y eso significa mayor trabajo, con mismo personal y con menos presupuesto”.

Por lo que, resumió, lo más probable es que a instituciones  como el IMSS o el ISSSTE sí les convenga el programa de universalización de los servicios de salud, porque le bajaría significativamente  la cantidad de derechohabientes que tendrían que atender.