Sacerdotes acompañarán a familias de desaparecidos; apaciguarán el dolor

El Obispo de la Diócesis de Matamoros, Eugenio Lira Rugarcía lamentaó el deceso de la activista de San Fernando Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, y oró por aquellos ciudadanos que causan dolor

Héctor González Antonio/TodoNoticias

Matamoros, Tamaulipas.- Ante el incremento de personas que buscan a Dios para apaciguar su dolor, por la pérdida o desaparición de familiares, la Iglesia Católica en Matamoros impulsará un proyecto de acompañamiento a esos feligreses, que reconocen aumenta cada día.

El Obispo de la Diócesis de ese municipio fronterizo, Eugenio Lira Rugarcía aprovechó para lamentar el deceso de la activista de San Fernando Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, asesinada el pasado 10 de mayo y orar por aquellos ciudadanos que causan dolor.

“Estamos en un proyecto que pronto vamos a comenzar, de acompañamiento a víctimas  de la violencia y reconstrucción de paz, espero que muy pronto podamos ya arrancar este proyecto de paz que estamos preparando y la fe es lo que nos ayuda a seguir adelante”, dijo.

El representante de Dios admitió que muchos sacerdotes desde las parroquias han tenido un incremento en la atención de familias de personas que han desaparecido o han sido víctimas de la violencia, además que advierten un crecimiento en el acercamiento a las iglesias.

“Gracias a Dios muchos sacerdotes en parroquias están atendiendo a familias que han perdido a un ser querido o que se encuentra desaparecido, estoy admirado como la vida de las parroquias en esta zona del país es muy viva y creo que es algo que ya ese está haciendo, como una forma más organizada a través de un trabajo diocesano”, dijo.

Respecto al homicidio de Rodríguez Martínez, señalo el Obispo matamorense que fue una noticia recibida con mucha tristeza y que a través de un párroco Hilario del Pozo logró platicar con una hija de la señora Miriam para darle el pésame.

“Estamos rogando que de fortaleza, luz, decisión a las autoridades para garantizarnos a todos como nos lo merecemos una vida en paz, donde podamos  desarrollarnos con seguridad y al mismo tiempo le estamos pidiendo que toque el corazón de aquellos que provocan violencia y sufrimiento para que se conviertan”, dijo.

Pero además exhortó a los que andan alejados del camino del bien a recapacitar y corregir su vida, ya que siempre será posible mejorar y concientizar en el gran dolor que ocasionan cuando se desaparece a una persona y sus seres queridos no vuelven a saber de ellos.

“Creo que siempre es posible corregirnos y ojala que quienes han optado por el mal camino recapaciten y se den cuenta del daño que se hacen y del daño que provocan a otros y tomen otro camino; ciertamente el sufrimiento es muy grande,  personas que han sido desaparecidas es una angustia para la familia no saber dónde están”, señaló.

Finalmente externó, “la Diócesis de Matamoros, al tiempo de condenar enérgicamente este terrible homicidio, que de ninguna manera puede quedar impune, pide a Dios que, por intercesión de la Madre de Guadalupe, conceda el descanso eterno a la Sra. Rodríguez; el consuelo de la fe a sus familiares y amigos; fortaleza a quienes han perdido a un ser querido o sufren a causa de la violencia; luz y determinación a las autoridades para garantizar a todos el derecho fundamental a la seguridad”.

spot_img
spot_img
spot_img