Controles de confianza son injustos: ex agente

Ricardo Galindo/Todo Noticias

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- A pesar de que en Tamaulipas las autoridades estatales han mantenido como estandarte la aplicación de exámenes de control y confianza para conformar una policía certificada y libre de malos elementos, la realidad es que en los últimos años decenas de policías que tenían toda la vida trabajando para las corporaciones fueron despedidos sin conocer los resultados de dichas evaluaciones, por lo que han tenido que emplearse en diversos oficios para sobrevivir.

Para José, ex agente de Tránsito municipal de Victoria, esta manera de proceder por parte de las autoridades es totalmente injusta pues no es posible que después de haber entregado toda la vida a la corporación, en su caso desde los 17 años de edad, se le haya dado la espalda supuestamente por no aprobar los controles de confianza, toda vez que, asegura, él no andaba mal y prueba de ello es que sigue viviendo y laborando en esta ciudad.

“Servimos a Tránsito durante 27 años, dejamos toda una vida y sacamos adelante a nuestros hijos, dejamos muchas amistades en el camino y, pues, aquí estamos… El examen, realmente no nos dijeron nada, no nos dijeron en qué fallaste, si fue por el detector de mentiras, si fue por el estudio socioeconómico, si fue por antecedentes penales, o el toxicológico, o sea, no te dijeron por cuál”.

Lo paradójico del asunto es que así como en el caso de José, los más de 100 elementos de Tránsito de Victoria que causaron baja a raíz de estos controles tenían muchos años de servicio en la corporación y eran agentes experimentados, quienes a pesar de estos cambios perciben una nula mejoría en los cuerpos de seguridad.

“Es injusto porque se supone que diste tu vida en el trabajo y atendiste a tantas personalidades o servidores públicos que vinieron a la ciudad y como para que te digan que no te tienen confianza, que no eres de confianza. Nosotros manejamos mucho la seguridad vial a presidentes de la República, gobernadores, muchas personas de peso político, pero…”

El sentir general de estos ex agentes es que no se les midió con el mismo rasero a todos, incluso a quienes fungían como sus jefes, de quienes recibían órdenes directas, y a los que no se les aplicó este tipo de exámenes y que hoy continúan laborando en la corporación.

Ellos, en cambio, han tenido que enrolarse en oficios como el de taxista, obrero de maquiladora, etc., o recurrir a las corporaciones de seguridad privada para seguir llevando el sustento a sus hogares. Ahí, precisamente en las empresas privadas de seguridad les han aplicado exámenes de confianza que han sorteado sin ningún problema.

“Sabemos que hay quienes no aprueban el examen y ahí están trabajando, gente que sabes que pudiera ser que andan en otros manejos y siguen ahí”, dijo.

spot_img
spot_img
spot_img