Un gesto de humildad que Jesús nos heredó con el lavatorio de pies: Obispo

José Lara/TodoNoticias

Ciudad Victoria, Tamaulipas.

 

Para conmemorar el gesto de humildad de Jesús hacia sus apóstoles durante la noche antes de morir, el Obispo de la Diócesis de Ciudad Victoria, Antonio González Sánchez celebró la misa de jueves Santo y recreó el momento del lavatorio de pies a sus discípulos.

Este no debe ser un momento para contemplar «sino para imitar, no lavando los pies al prójimo sino convirtiéndose en un servidor tal como Jesús lo hizo con sus discípulos, que siendo Dios se humilló y se convirtió en su servidor», expresó.

Durante la celebración eucarística recreó ese momento bíblico-histórico, posándose sobre sus rodillas ante cada los 12 párrocos que interpretaron a los discípulos de Jesús.

Ante cientos de fieles asistentes a esta ceremonia, se realizó, en la Catedral del Sagrado Corazón de Jesús, en donde el representante de Dios resaltó que el lavado de pies es un acto de humildad y simboliza la voluntad de servicio de Jesucristo hacia los seres humanos. Posteriormente, el Obispo procedió a la bendición del pan en un solemne acto propio de la homilía del Jueves Santo.

González Sánchez  refirió que la Ultima Cena, con la cual Jesús instituye la celebración eucarística es una invitación a la oración, un llamado a reflexionar para ser cada vez mejores cristianos, y particularmente a perdonar a los semejantes.

“Fue precisamente porque él perdonó nuestros pecados por lo que murió  en la cruz y recordando que el problema de muchos católicos es, precisamente, que no saben perdonar”, señaló.

Y concluyó, «a veces observó que cuando están en la fila para tomar la ostia, están saludando y platicando con la comadre, en lugar de venir en silencio y con respeto», en alusión al respeto que debe tener la grey católica al recibir la comunión.

spot_img
spot_img
spot_img