Envía SEDENA 3,500 militares a Sinaloa para restablecer la paz

Culiacán, Sin.- En el estado “ya se garantizan las condiciones en materia de seguridad” después de la violencia que se desató el pasado jueves, principalmente en la capital, tras la captura de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, informó ayer por la mañana el gobernador Rubén Rocha Moya.

“Vamos a estar pendientes; ya pueden vivir en condiciones normales. Ayer fue un día especial y estoy seguro de que ya podemos relajarnos un poco, hacer las actividades prioritarias con la prudencia que estimen necesarias; ya pueden salir al supermercado, comprar los pañales”, señaló el mandatario morenista en conferencia de prensa.

“Yo le mandé un mensajito al presidente (Andrés Manuel López Obrador) y me hizo el favor de leerlo en la mañanera. Le dije que no hay bloqueos activos. ¿Qué quiere decir esto?: que estén bajo el mando de gente armada”, dijo. Las autoridades estatales se dedicarían durante el día a retirar los vehículos quemados y abrir las vialidades, explicó.

Rocha Moya aseguró que se ha reforzado la vigilancia en la entidad, con 3 mil 500 elementos del Ejército, la Guardia Nacional y la Secretaría de Marina. “Vamos a tener la presencia (federal) el tiempo que sea necesario. No queremos instalar un estado de sitio, sólo lo debido para estar en condiciones normales”, agregó.

En cuanto al operativo que se realizó en el poblado de Jesús María para arrestar a Ovidio Guzmán, aclaró que su gobierno desconocía que éste se iba a efectuar. Relató que secretario de Seguridad estatal, Cristóbal Castañeda Camarillo, le avisó “quizás 40 minutos después de que ya estaba en marcha” y fue cuando brindaron el apoyo requerido.

El gobernador dio a conocer que un adolescente de 14 años resultó herido y fue trasladado al hospital, donde lo operaron y se encuentra en terapia intensiva. Sin embargo, dijo, se investiga cómo ocurrió el incidente.

Castañeda Camarillo puntualizó que el pasado jueves fueron en total 250 los vehículos arrebatados a sus dueños por los criminales, de los cuales 51 fueron incendiados y utilizados en los 18 bloqueos a vialidades de la entidad.

El funcionario detalló que un elemento de la policía estatal murió “en su labor de defender y proteger a la ciudadanía”. Además, 17 efectivos resultaron lesionados, de los cuales ocho continuaban hospitalizados ayer, dos de ellos en estado delicado.