Pulque, la bebida de ‘Los Elegidos’: mítica y ancestral

Excélsior/TodoNoticias

CIUDAD DE MÉXICO.- El pulque ha retomado auge en el gusto popular de los mexicanos para fechas recientes: fue, desde la era prehispánica, la bebida de ‘los elegidos’, de la casta gobernante y religiosa; su consumo entre los pueblos del centro de México —antes de la conquista por parte de los españoles (1521)— se debía a que formaba parte en las ceremonias religiosas.

Además, también se sabe que lo daban a beber a las mujeres antes del parto. Para la época de la Colonia, su uso era limitado y casi prohibido; desde que México logró la independencia y, sobre todo, bajo la administración de Porfirio Díaz y hasta mediados del siglo XX, fue la bebida embriagadora preferida de los sectores menos favorecidos de la sociedad mexicana y de la gente del campo. Pero su consumo persiste hasta la actualidad.

En la Revolución Mexicana (1910) y en las décadas venideras, en el extinto Distrito Federal se establecieron decenas de nuevos establecimientos que comercializaban el pulque en sus distintas variedades habidas y por haber, procedentes, sobre todo, de haciendas magueyeras de los estados pulqueros por antonomasia, como Hidalgo y Tlaxcala”.

La cantidad de establecimientos que distribuyen esta bebida disminuyó de manera significativa en años recientes; sin embargo, nuevos expendios —que pululan sobre todo en el Centro Histórico— han abierto sus puertas al público para no dejar perder la tradición ancestral y ofrecer pulque a las nuevas generaciones: bebida tradicional y mítica del país.

Entre las pulquerías que mantienen la tradición desde la primera mitad del siglo XX se encuentran ‘La Hija de los Apaches’, ‘Las Duelistas’, ‘La Paloma Azul’, ‘La Pirata’, ‘El Templo de Diana’, ‘La Risa’ y ‘La Gloria’, por mencionar algunas de las más destacadas; ¿conoces alguna otra”?

Una amenaza externa para el nopal y el maguey.

La Confederación Nacional Campesina (CNC) denunció en 2012 que el maguey y nopal, plantas nativas y representativas de México, corren el riesgo de ser patentadas por extranjeros ante su descuido y sobreexplotación.

La Unión Nacional de Productores de Maguey y Nopal (UNPMN) expuso en un informe entregado al líder de la CNC, Gerardo Sánchez, que tras miles de años de sobrevivir en condiciones adversas de clima “estas plantas mexicanas son saqueadas por empresarios foráneos, principalmente de China”.