23 años de la muerte de Colosio

Excélsior / TodoNoticias

Hace 23 años Luis Donaldo Colosio llegó en una gira de campaña presidencial al barrio de Lomas Taurinas en Tijuana, Baja California. Bajó del templete tras su discurso para saludar a la gente reunida. Se abría paso en medio de una multitud mientras se realizaba una transmisión en directo por televisión.

En ese momento sonaba «La Culebra», de Banda Machos, cuando se alzó una mano empuñando una pistola y le dio un tiro en la cabeza. Segundos después otro disparo. Más tarde también se supo que también lo habían herido en el estómago. Eran las 17:00 horas y el candidato fue llevado de emergencia en una camioneta al Hospital General de Tijuana; sin embargo, horas después fue declarado muerto.

El país entero se conmocionó ante la noticia, el candidato a la Presidencia por el PRI había sido asesinado en un hecho sin precedentes.

En un México convulso por el levantamiento del Ejercito Zapatista unos meses antes y que pasaba del sueño de ser parte del primer mundo tras la firma del Tratado de Libre Comercio, a una pesadilla donde la nación parecía desmoronarse.

Entonces empezaron a surgir los rumores, las teorías, las dudas… la pregunta ¿Quién había matado a Colosio?

Las teorías del asesinato de Luis Donaldo Colosio fueron muy diversas y la mayoría basada en supuestos y declaraciones de testigos, políticos y familiares. Todas fueron recabadas por el Gobierno federal para dar una explicación a los hechos ocurridos aquél 23 de marzo de 1994.

“Pereció en un Atentado a Tiros Luis Donaldo Colosio M.”, informó el diario Excélsior el jueves 24 de marzo de 1994.

Sin embargo, la verdad aún no se esclarece respecto a la muerte del sonorense. Y así como es difícil que se conozca la respuesta a la pregunta, nunca se sabrá si Luis Donaldo Colosio hubiera sido el gran presidente que muchos creyeron que sería.

No obstante, al releerlo se queda esa sensación de que a pesar de que ya ocurrió la llamada transición democrática, y la alternancia en el poder aún sus palabras en el Monumento a la Revolución una tarde del 6 de marzo de 1994 siguen hoy tan vigentes como en aquellos días.

 

spot_img
spot_img
spot_img