Proceso también le saca su chats a Layda Sansores

El semanario Proceso reveló este día supuestas conversaciones privadas entre Layda Sansores, su sobrino, Gerardo Sánchez Sansores, y Renato Sales Heredia, en el que evidenciaron presuntas tensiones en su Gabinete y fracturas al interior de Morena. No obstante la Gobernadora de Campeche desmintió esta noche la información.

Por medio de su portal digital, el medio mostró supuestas conversaciones que habrían salido del teléfono celular de Sansores en las que habla con su sobrino acerca de la estrategia a seguir para llegar a la gubernatura de Campeche, que se definió en las elecciones de 2021.

Según Proceso, Sánchez y su esposa, América del Carmen Azar Pérez, trabajaban en ese entonces en el equipo de Alejandro Moreno, “Alito”, como un tipo de “agentes dobles”, ya que también operaban para Layda Sansores. Azar Pérez incluso sirvió como Secretaria de Finanzas durante la administración del priista, y según la conversación había aprovechado el cargo para desviar dinero para la campaña de Morena.

“No te preocupes tía, estoy preparando un santo vergazo. Tú sabes cómo operamos nosotros. Aquí puro chingón hay y no es porque yo esté a cargo, pero ves lo lejos que hemos llegado; no me creíste cuando te dije que era importante que yo estuviera en el equipo de confianza de Alito. Hoy los resultados saltan a la vista”, le escribió Gerardo Sánchez a la ahora Gobernadora.

“Lo sé, lo sé, pero por un momento pensé realmente que le servías de corazón a alito (sic). Hasta sentí celos cuando empezó a tener mucho acercamiento con Andrés Manuel”, le reviró Sansores.

Pese a los dichos del medio, Sansores aseguró que la información es falsa e inventada.

“No tienen gracia, brutos, cuando fue la campaña de Morena ya no estaba la esposa de Gerardo (su sobrino) ya no era Secretaria de Financias. No sé cómo pudo haber sacado el dinero años después para darselo a Morena. Hubieran investigado de qué año a qué año ella fue Secretaria de Finanzas, no había ni siquiera elecciones cuando ella estuvo. Ahí si que les fallaron las fechas, les presto los dedos de mi mano para que cuenten. Da vergüenza Proceso“, sostuvo la mandataria de Campeche.

La mandataria de Campeche dijo que aún tenía el recuerdo de cuando el semanario Proceso “investigaba”. “Conozco  a una periodista de Proceso que ella sí es muy decente, mantuvo esa línea y ahora creo que está perdiendo el tiempo ahí esta muchacha o a contaminar”, expuso.

“Eso era antes Proceso, hoy es una mierda. (…) No tienen ningún sustento, los leí y hoy están mal hechos”, recalcó.

De acuerdo con el semanario, el sobrino de Sansores habría detallado cómo se relacionaba con el priista para supuestamente manipularlo y apoyar la entonces candidatura de Layda Sansores

“Alito es tan soberbio que con cualquier dulce lo endulzas. No me costó trabajo ser indispensable en su cercano grupo de confianza. Su ego es tan grande, que me lo chingaba a cada rato y nunca se dio cuenta. Hasta América que es muy atarantada, se lo chingaba cada que vez (sic) que podía, haciéndole procesar salidas que iban para el cochinito. Nunca se dio cuenta que él nos financiaría parte de la campaña y de la guerra mediática contra su sobrinito, el Christian Mishel. Renato (Sales) nos está ayudando con su centro, pero yo soy el que está controlando todo”, señalan en una de las presuntas conversaciones.

Después de ser exhibido una y otra vez como un líder corrupto en los audios y mensajes que Sansores divulga en sus “Martes de Jaguar”, “Alito” Moreno y sus aliados han acusado a Renato Sales Heredia de haber intervenido sus comunicaciones con fines políticos. En mayo de 2022, inmediatamente después de los primeros programas del “Martes del Jaguar”, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) –en la cual Moreno tiene buenas relaciones– presentó una denuncia contra Sales por irregularidades en su gestión en la CNS con el sistema de espionaje desarrollado por la empresa Rafael Advanced Defense Systems.

CON INFORMACIÓN DE SIN EMBARGO