Ante el frente frío, otorga gobierno ayuda para proteger la salud de los migrantes

Reynosa, Tam.- Para garantizar la salud de los migrantes que permanecen en las ciudades de la frontera de Tamaulipas con los Estados Unidos, el secretario de Salud, Vicente Joel Hernández Navarro, encabezó una serie de acciones entre las que destaca atención médica, entrega de cobertores y colchonetas a las personas que están en espera de una respuesta para ingresar el vecino país del norte.

Acompañado del Presidente Municipal, Carlos Peña Ortiz; la Directora de la Jurisdicción Sanitaria IV, de Reynosa, Ileana Villarreal Cantú y personal médico, por instrucciones del gobernador del Estado, Américo Villarreal Anaya, se dio atención a los migrantes que permanecen en las zonas destinadas para ellos y se les proporcionó todo el apoyo por parte de la administración estatal para que se protejan de las condiciones climatológicas.

“De manera humanitaria y como obligación que tenemos, el sector salud en coordinación con las autoridades municipales, de migración y de atención al migrante; estamos atendiendo a estas personas en cada uno de los albergues que se encuentran ubicados en la zona fronteriza, sobre todo en esta ciudad, para que se protejan y evitar las enfermedades respiratorias y en su caso otorgar una atención médica oportuna a quien ya la necesita por causa de las bajas temperaturas”.

Recordó que en el gobierno de la transformación la salud es una prioridad, por esta razón con voluntad y trabajo de cada uno de los médicos y enfermeras que integran el sector salud, se pretende dar atención a los connacionales y extranjeros que esperan ser atendidos para ingresar a Estados Unidos, entre los que se encuentran haitianos, rusos, salvadoreños y hondureños.

Durante el recorrido que se dio en los albergues Senda de Vida I y II, se repartieron cobertores, colchonetas y se proporcionaron una serie de consultas, siendo necesario el traslado de una paciente al hospital materno infantil, además se habilitó un albergue más para proteger a estas personas que se encuentran varados en este municipio.

Actualmente permanecen por lo menos 2 mil migrantes en el alberge Senda de Vida I y por lo menos 3 mil más en Senda de Vida II, mientras que unos mil migrantes se protegerán en el Centro de Atención a la Juventud local que pertenece a la secretaria de salud y que es habilitado para beneficio de estas personas, así como la antiguo Casa Hogar del Anciano.