Desde el cielo pastor ora por Victoria

Por  José Gregorio Aguilar / Todo Noticias

Cd. Victoria. Tam.- El pastor de la Iglesia Casa de Dios Jesucristo es Rey, Abel González López, sobrevoló en helicóptero ciudad Victoria para orar por la paz, la seguridad y la tranquilidad para todos sus habitantes, así como por sus instituciones

Desde las 4 pm, el intrépido pastor viajó a las alturas para iniciar un recorrido aéreo de norte a sur y de este a oeste  en donde en todo momento se mantuvo orando por la capital del Estado.

Desde la aeronave, y junto a su esposa, el líder cristiano citó versículos bíblicos para pedir por la paz en la ciudad y el Estado; en forma particular dirigió la oración por las familias, por el gobierno del Estado y por las instituciones educativas, de salud y de seguridad pública principalmente.

“Hoy  Dios nos concedió a mi esposa, a mi familia poder por los aires bendecir a nuestra ciudad. Gracias por la persona que dispuso de ese helicóptero para poder hacer esa oración bendecimos la vida por la invitación que nos hizo para poder hacer ese sobrevuelo de media hora en un recorrido por toda la ciudad, rodemos dos veces y atravesamos la ciudad de norte a sur y de  este a oeste y pudimos bendecir a ciudad Victoria

El líder cristiano aseguró que la oración tiene efectos poderosos y  evocó que hace más de dos años, también sobrevoló la ciudad para pedir por el fin de la pandemia del Covid y enseguida hizo lo propio para pedir por la seguridad y la paz en Victoria

“Cuando empezaba la pandemia Dios nos permitió hacer una oración, y también cuando la inseguridad estaba un poco fuerte gloria a Dios porque esa oración que hicimos desde los aires tuvo un efecto poderoso y hoy nuestro anhelo era comenzar el año orando y ungiendo nuestra ciudad que lo hicimos el domingo pasado cerca de cien vehículos recorrimos toda la periferia de la ciudad por el libramiento”.

El pastor Abel González López, subrayó: “agradecemos a nuestro padre celestial por todos los que se unieron a esta oración de intercesión por victoria y por Tamaulipas, oramos por las familias, por el gobierno intercedimos por las instituciones educativas, de salud, de seguridad pública. Soltamos palabra de Dios, mi esposa iba por el lado izquierdo yo por el derecho, orando por la ciudad capital el corazón de Tamaulipas y declaramos que Jesucristo es el señor de Victoria, de Tamaulipas y de México”.