«En la familia también se gesta al delincuente»: pastor cristiano

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tam.- Para el pastor cristiano, Abel González López, el origen de la inseguridad que se vive en las ciudades de Tamaulipas  está en el hogar.

Subrayó que es en la familia donde se gesta  el ciudadano útil a la sociedad pero   también, cuando en el hogar no existen límites hacia los hijos y no se predican los valores, principios, disciplina ni el respeto, se  gesta el  futuro delincuente.

“Creo que la raíz de toda esta inseguridad, es el hogar, es la familia; en la familia se gesta el profesionista como también el delincuente cuando no existen límites, valores ni principios, ni disciplina y respeto”.

Ante este crudo escenario, el líder de la iglesia Jesucristo es Rey dijo que los padres de familia tienen que hacer un gran esfuerzo para cambiar la situación ya que no todo lo tiene que hacer el Gobierno; los ciudadanos son corresponsables en la edificación de una sociedad sólida, que practica valores y principios.

“Creo que si queremos cambiar las circunstancias, la situación de nuestra nación es correcto también decir que no todo lo tiene que hacer el Gobierno. Creo que cada uno de los hogares y nosotros como padres de familia somos los que forjamos porque la familia es precisamente el soporte, el fundamento, la base de toda sociedad”.

Es el momento, remarcó, de cambiar y regresar al punto de partida, el origen, o sea, la familia y retomar todo lo que se ha perdido en esta generación llena de inseguridad y delincuencia.

“Y creo que si queremos cambiar lo que está pasando tenemos que cambiar y regresar a restablecer el fundamento, la familia ahí es donde está el punto de partida de recuperar lo que se ha perdido por eso en estos tiempos lo que más se está atacando son los fundamentos, la familia, los valores y principios”.

Y concluyó:

“Están surgiendo ideologías modernas que atentan en este plan global de querer destruir los valores, lo moral lo cristiano porque precisamente eso lleva a vivir un  estado de anarquía y un estado de delincuencia y de violencia, cómo va la familia así va la nación.