«Impaciencia» principal factor por lo cual no se cumplen los propósitos

Por José Gregorio Aguilar / Todo Noticias

Cd. Victoria, Tam.- El psicólogo Luis Gabriel Martínez Cruz, recomendó a la gente que acostumbra hacer propósitos a principios del año nuevo, redactarlos y tenerlos presentes en el transcurso de los meses con el fin de revisarlos y darles el seguimiento adecuado para poder alcanzarlos.

            De la misma manera, indicó que esas metas, planes y proyectos que se buscan cumplir deben ser concretos y, sobre todo, que quienes se propongan llevar a cabo esos propósitos deben ante todo ser pacientes porque de lo contrario, corren el riesgo de perderlos de vista y abandonarlos por completo.

            El profesional de la salud explicó que lamentablemente hay personas que quieren que se produzcan los cambios de la noche a la mañana cuando no es así. Se debe tener bien presente que todo cambio implica un esfuerzo y  trabajar en ello, y no olvidar que siempre hay solución a las dificultades que se encuentren en el camino.

            “Es importante saber que siempre hay una alternativa de solución a todos los problemas pero todas se van a dar y solucionar en su momento y no de golpe entonces la paciencia es importante para poder llevar todo el proceso de manera adecuada para adaptarnos y encontrar los medios para sobreponernos a las adversidades que estamos pasando”.

            Finalmente recomendó a quienes hacen propósitos de año a evitar el abuso del alcohol, puesto que el consumo excesivo del mismo está relacionado con problemas emocionales y bajo los efectos del alcohol muchas veces se desencadenan problemas familiares o situaciones de violencia, lo que hace que se olviden o se pierdan en el camino cualquier meta o proyecto a realizar

            “Yo aconsejo mucho establecer metas realistas y alcanzables pueden ser a corto o mediano plazo pero que podamos cumplir y recomiendo planear actividades y  tareas de forma concreta, para poder dar seguimiento adecuado y oportuno a todos los proyectos que nos planteamos. Evitar el consumo excesivo de alcohol o sustancias está relacionado con problemas emocionales ya que muchas veces bajo efectos podemos desencadenar problemas familiares, como peleas o situaciones violentas, ponernos en riesgo”.