Sentencian a 18 por masacres en San Fernando

Redacción / TodoNoticias

Ciudad Victoria, Tamaulipas

Luego de casi 12 años de la primer masacre de migrantes en San Fernando, cometida por integrantes de los Zetas, del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en Tamaulipas, sentenció a 18 personas a penas entre 14 y 58 años de prisión por estos hechos.

Los delincuentes formaban parte de la organización criminal conocida como «Zetas«, que operaban en la zona de San Fernando y privaron de su libertad a cientos de personas, mayormente migrantes que viajaban rumbo a la frontera a bordo de autobuses foráneos.

Los delincuentes secuestraban a las personas y los obligaban a trabajar para ellos, y ante su negativa, los ejecutaban para posteriormente enterrarlos en fosas clandestinas.

La primer masacre fue cometida entre el 22 y 23 de agosto del 2010 en el ejido El Huizachal en San Fernando, siendo las víctimas 72 personas (58 hombres y 14 mujeres). Un año después en abril del 2011, fueron descubiertos otros 193 cuerpos en fosas clandestinas.

Los ahora sentenciados fueron detenidos en los meses de marzo, abril, mayo, junio y noviembre de 2011, luego de investigaciones que permitieron ubicarlos como parte de la organización criminal que cometió los secuestros y homicidios, siendo capturados y puestos a disposición del Juez del conocimiento.

Los elementos de prueba obtenidos de las diligencias efectuadas por el Ministerio Público Federal (MPF), de la Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada (FEMDO), permitieron que se dictara sentencia condenatoria.

A Juan Pablo Cabrera Escalante «Comandante Cacharpa», le fue dictada una pena de 58 años seis meses de prisión y 13 mil 650 días multa por los delitos de delincuencia organizada; portación de armas de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo del Ejército.

Jovana Susano Cruz o Jobana Susano Cruz «Güera» fue sentenciada a 57 años y mil 775 días multa por delincuencia organizada, secuestro y posesión de cartuchos también de uso exclusivo.

Julio César Lugo Chaca «Sami» y/o «Chimuelo»; Sergio Córdova Martinez «Diablo»; José Mauricio Oñate Rodríguez, Samuel Moreno Saavedra, Rolando Coronado Uñate, Claudio López López, Mauricio Rodríguez Cervantes y Santitos Reyes Villa Olvera «Chacho» y/o «Santos», fueron sentenciados de 43 años seis meses de prisión y 6 mil 995 días multa por delincuencia organizada, secuestro y portación de arma de fuego de las reservadas para uso exclusivo del Ejército.

Heber Alfredo Ahumada Banda o Ever Ahumada o Ever Alfredo Ahumada Banda «Cholo», la condena fue de 42 años seis meses de prisión y 7 mil 165 días multa por delincuencia organizada, contra la salud, en la modalidad de «narcomenudeo»; portación de armas de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo.

Adela Yudith Ochoa Marmolejo y Júpiter Almer Cano Guerra recibieron condena de 34 años de prisión y 6 mil 975 días multa por delincuencia organizada y portación de arma de fuego de uso exclusivo.

Erick Rubén Zetina Hernández «Guacho», fue sentenciado a 28 años seis meses y 6 mil 675 días multa por los delitos de delincuencia organizada, portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo.

Jonny Torres Andrade «Sombra», pasará 15 años en prisión y seis mil 375 días multa por el delito de delincuencia organizada.

Asimismo, Javier Méndez San Juan «Tripa» y Edgar René Méndez Acosta «Barbas» fue sentenciado a 14 años un mes y 15 días de prisión y 281 días multa por los ilícitos de contra la salud, en la modalidad de posesión del narcótico comúnmente denominado marihuana, con fines de comercio; portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo del Ejército.

Para Julieta Maricela Almaguer Reyes, la sentencia fue de 13 años de prisión y 280 días multa por delitos contra la salud en la modalidad de «narcomenudeo», en la hipótesis de posesión con fines de comercio; portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo.